viernes, 10 de julio de 2009

Herramientas para mejorar la pronunciación del griego del Nuevo Testamento

____________________________________________________________________________________

Griego del Nuevo Testamento


HERRAMIENTAS DE GRAN AYUDA
PARA APRENDER O PARA MEJORAR
LA PRONUNCIACIÓN
DEL KOINÉ O GRIEGO DEL NUEVO TESTAMENTO
(Actualizado 17 octubre del 2012)



Rohanny Vallejo Cordero.
____________________________________________________________________________________

En http://www.greeklatinaudio.com/ usted puede descargar gratuitamente todo el Nuevo Testamento leído en griego antiguo.

Se trata de una lectura en voz alta de cada uno de los 260 capítulos de los que consta el Nuevo Testamento. Por lo tanto, usted hallará 260 archivos de sonido de excelente calidad acústica en mp3, uno por cada capítulo.

Esto permite a un estudiante de koiné o griego del Nuevo Testamento contar con una clara referencia acerca de la pronunciación.

Es necesario indicar que en estas grabaciones se optó por el criterio de leer el koiné de acuerdo con la pronunciación del griego actual. Este es el mismo camino que siguieron en su momento autoras como Irene Foulkes en su memorable texto programado El Griego del Nuevo Testamento, publicado hace varios años por la editorial Caribe. Por lo tanto, no se utiliza en las grabaciones citadas la pronunciación erasmiana: decisión que podría alegrar a algunos y entristecer a otros. En lo personal, me satisface más escuchar el koiné tal como lo enseñan Foulkes y John Simon, autor de las grabaciones citadas.

Existe, además en el sitio greeklatinaudio.com una lectura novotestamentaria en latín; y se ha comenzado, por si fuera poco, con la lectura de la Torah en hebreo. Todos los archivos de sonido están a su disposición en http://www.helding.net/greeklatinaudio/

Pero volvamos a la lectura en voz alta del texto griego del Nuevo Testamento.

Quizá el mayor problema de este trabajo, por lo demás impecable, es la relativa excesiva velocidad con que se lee. Para quien está empezado el estudio del griego, semejante velocidad simplemente no le permite seguir al narrador.


A manera de ilustración de lo que venimos diciendo puede usted escuchar la lectura de los versículos 38 al 41del capítulo 1 del Evangelio de San Marcos.














Nos preguntamos, entonces, si existirá un autor que lea para nosotros un poco más despacio y así ayudarnos a mejorar nuestra pronunciación del griego.

Dichosamente, no necesitamos buscar en otras fuentes o autores.

Podemos hacer que John Simon lea más despacio, casi tanto como nosotros lo deseemos.

Escuche ahora los mismos cuatro versículos de Marcos 1, pero leídos a una velocidad más baja.





Y aún podemos pedir que lea para nosotros de manera bastante más lenta.





Cómo variar la velocidad de lectura

Por supuesto, no necesitamos molestar a nuestro locutor de griego para que cumpla su voluntad o la mía. Si nos valemos de un editor de audio podremos variar la velocidad aumentando el tiempo ejecución.

Existen editores como
Audacity -puede obtener aquí una copia gratuita del software- que permiten fácilmente modificar el tiempo de ejecución sin alterar en mayor grado el timbre de voz del locutor.

Pero, mejor vayamos paso a paso.




PASO 1

Empecemos descargando en nuestro PC una copia, por ejemplo, del archivo sonoro del primer capítulo del Evangelio de Marcos. http://www.helding.net/greeklatinaudio/greek/mark/


Para ello, ocupamos conectarnos a internet y navegar hacia la dirección anterior. Llegaremos a la siguiente página que contiene los 16 capítulos de que se compone el Evangelio de Marcos.




PASO 2

Vamos al archivo
mrk01g.mp3 tal como se aprecia en la imagen superior y damos un clic en el botón derecho del ratón o “mouse”.

Dependiendo del navegador que utilicemos, aparecerá un menú en el que elegimos Guardar destino como… o Guardar enlace como…

Observe la siguiente imagen.





PASO 3

Escogemos a continuación en qué lugar de nuestro PC depositaremos la copia.

Personalmente, yo prefiero de momento guardar mi copia en el Escritorio.






PASO 4

Esperamos el tiempo necesario a que finalice la descarga: dependerá básicamente de la velocidad de su conexión a internet.




PASO 5

Terminado el paso anterior se supone que ya deberemos tener una copia del capítulo 1, en griego, del Evangelio de San Marcos.

Es el momento de hacernos de un editor de audio. Probemos con
Audacity, un editor gratuito, de código abierto y libre, del que existen versiones para Linux, Mac y Windows.

De Audacity también existen versiones portátiles
que usted puede encontrar en:

http://portableapps.com/apps/music_video/audacity_portable




PASO 6


En cuanto haya descargado e instalado su editor de audio, deberá buscar el icono característico de Audacity









Un doble clic sobre el icono nos abrirá de inmediato el programa.

Usted deberá ver poco más o menos lo siguiente.






PASO 7

Seleccione Archivo en el menú superior y luego Importar > Audio. Vea la ilustración siguiente. Ahora cruce los dedos, usted está a punto de convertirse en un ingeniero o ingeniera de sonido.





PASO 8

En este punto usted simplemente busca el archivo
mrk01g.mp3 que deberá estar guardado según el lugar que usted decidió en el Paso 3.

De inmediato verá la barra de carga.





PASO 9

En cuanto
Audacity haya importado el audio verá en su pantalla la huella digital o forma de onda sonora del archivo.




PASO 10

Muy importante y necesario es este paso.

Presione la tecla
Ctrl (usualmente se encuentra a la izquierda, abajo en su teclado) y además presione la tecla A. Deberá presionar ambas al mismo tiempo.

En cuanto presione
Crl + A verá que la forma de onda es cubierta por una especie de sombra tal como se muestra en la imagen que vemos en el Paso 11.

Puede conseguir lo mismo si va al menú superior y elige
Editar > Seleccionar > Todo


PASO 11

Ya casi estamos a punto de conseguir lo que pretendemos.

Lo que nos resta ahora es ir a
Efecto que está en el menú superior
Y luego presionar la opción
Cambiar ritmo…

Observe de paso la cantidad de diferentes efectos que puede aplicar a su archivo sonoro. Sin embargo, esto queda para que usted explore a su placer. Por ahora concéntrese en el efecto
Cambiar ritmo…






PASO 12

Finalmente llegamos.

Al escoger el efecto
Cambiar ritmo… veremos la ventana que nos permite obligar a John Simon a leer griego de manera que lo podamos seguir.

Observe la siguiente captura de pantalla.






Si desplazamos hacia la izquierda el pequeño botón marcado con una flecha roja John leerá más despacio; si a la derecha, más rápido.

Valores de -10, -20, -30 y -40 son adecuados. Haga usted sus pruebas y escoja la que mejor le convenga.

Una vez que haya elegido un valor presione el botón Aceptar que se señala en la foto superior mediante la elipse de color verde y espere a que
Audacity haga la conversión.

Para escuchar el resultado presione el botón con la punta de flecha color verde. Y para detener el botón con el cuadro amarillo. Vea la ilustración que se muestra de seguido.






Si el resultado no le satisface puede regresar al estado anterior (undo) mediante el botón que se señala mediante la flecha café.




PASO 13 Y FINAL

Para cerrar con broche de oro, necesitamos ahora convertir nuestro trabajo en un nuevo archivo de sonido: uno que podamos escuchar en un reproductor de
mp3 o en un aparato distinto como un iPod y otro.

Lo que nos resta es ir a Archivo y seleccionar Exportar como
mp3.

Observe en la siguiente imagen que Audacity nos permite también exportar nuestro trabajo en otros tipos de formato como
Wav y como Ogg Vorbis.

En lo personal prefiero en
ogg, pero lamentablemente no siempre los reproductores consiguen leer este tipo de formato.

Le aconsejo, entonces, que lo convierta a
mp3.

Dele un vistazo a la siguiente imagen.




Antes de exportar el audio, Audacity le preguntará


  • dónde y con qué título desea exportar su trabajo final. Es decir, el audio con la lectura más lenta del capítulo 1 de San Marcos.

  • le mostrará un pequeño editor de etiquetas de identificación (id tags). Esto sirve para que en su reproductor de sonido aparezca una secuencia de palabras que dan cuenta del título del archivo y nombre del autor. Ver la imagen siguiente. Rellene, o deje en blanco, según su criterio.

Realizadas las dos operaciones anteriores Audacity exportará el nuevo audio.

¡Felicitaciones! Ha conseguido usted que John Simon sea más moderado en su lectura del griego koiné antiguo.



.
.
.
.
.